Padres y Educación Diferenciada

Los padres de familia pueden notar los beneficios de la Educación Diferenciada porque permite personalizar la educación adaptándose a los estilos de aprendizaje y comprensión de cada sexo.

Esto se traduce en potenciar de igual manera sus oportunidades, promoviendo y desarrollando al máximo las capacidades de los estudiantes.

Los padres tienen la responsabilidad de informarse sobre la educación diferenciada para decidir sobre ésta de manera libre. Los beneficios que conlleva la educación diferenciada, se verán reflejados en la crianza de sus hijos, promoviendo en ellos habilidades académicas y valores formativos. Esta elección reconoce la dignidad de los menores en el ámbito de la enseñanza y de acuerdo con las convicciones de sus padres.