Sociedad y Educación Diferenciada

La Educación Diferenciada por sexos (Single Sex Education), ofrece grandes ventajas que la han posicionado como la primera opción educativa en los países desarrollados.

Es un concepto pedagógico que aconseja que chicas y chicos vivan su escolaridad en ambientes propios a su género. Entre los 7 y los 18 años es importante que existan colegios femeninos y masculinos con procesos curriculares que fortalezcan la complementación, armonía y diferenciación entre unos y otros.

Este modelo enriquece, además, la oferta y diversidad escolar. En algunos casos, ha llegado a aplicarse a las escuelas públicas.

Contribuye a la ampliación de las opciones laborales, pues en campos netamente masculinos se ve la inmersión de las mujeres, mientras que los hombres exploran sus capacidades y se encuentran atraídos por roles que antes sólo desempeñaban las mujeres. Lo que construye una sociedad más inclusiva gracias a la desmitificación de estereotipos y convencionalismos.